Suspensión plazo hasta el 31 diciembre 2020 para presentar concurso.

5 septiembre, 2020 - 4 minutes read

La falta de liquidez y el hecho de que las empresas dejen de atender sus obligaciones económicas de forma generalizada, provoca que se encuentren incursas en causa legal de disolución, determinándose la obligación de sus administradores sociales a solicitar la declaración judicial de concurso de acreedores. Según determina el art. 5 de la Ley Concursal, la obligación debe materializarse en el plazo de dos meses desde que los administradores conocen (o deberían conocer) el estado de insolvencia de la empresa. El deber de solicitud de concurso de acreedores previsto en el  queda en suspenso hasta el hasta el 31 de diciembre de 2020.

Ahora bien, a partir de la crisis sanitaria derivada por el coronavirus, la obligación legal en cuanto a la presentación de la solicitud de concurso, ha quedado suspendida hasta el 31 de diciembre de 2020. En consecuencia, aunque la solicitud debería presentarse durante el año 2020, se ha posibilitado que los administradores puedan posponer el cumplimiento de su obligación, presentando el concurso de la sociedad a partir del 31 diciembre 2020.

La regulación de esta suspensión se contempla en el art. 11 del Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril , de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia, estableciendo un Régimen especial de solicitud de declaración del concurso de acreedores suspendiendo la obligación legal de instar el concurso de acreedores hasta el 31 de diciembre de 2020.

Por tanto, el deudor incurso en estado de insolvencia podrá posponer el ejercicio de su deber de solicitar la declaración de concurso, haya o no comunicado al juzgado competente para la declaración de la apertura de negociaciones con los acreedores efectos de lograr un acuerdo de refinanciación, un acuerdo extrajudicial de pagos o adhesiones a una propuesta anticipada de convenio.

Del mismo modo, hasta el 31 de diciembre de 2020, los jueces no admitirán a trámite las solicitudes de concurso necesario presentadas desde la declaración del estado de alarma.

Se ha previsto una excepción en aquellos supuestos en los que se haya solicitado el trámite conocido como «preconcurso» de forma previa al 30 de septiembre de 2020, consistente en la comunicación de la apertura de negociaciones con acreedores para alcanzar un acuerdo de refinanciación, un acuerdo extrajudicial de pagos o adhesiones a una propuesta anticipada de convenio. En estos casos, se aplica lo determinado en el art. 5 bis de la Ley Concursal que establece que una vez transcurridos 3 meses desde la comunicación del inicio de negociaciones con acreedores sin que se hubieran alcanzado los acuerdos, o no se hubieran obtenido las adhesiones, deberá solicitarse la declaración de concurso dentro del mes siguiente.

En cualquier caso, todo lo anterior no suspende el deber de diligencia de los administradores. En el caso de decidir esperar, lo aconsejable es no adoptar decisiones durante todo este tiempo que pueda empeorar la situación económica de la sociedad en perjuicio de acreedores y so pena de incurrir en responsabilidades sociales y concursales.