La Comisión Europea impulsa la implantación del cargador único.

26 septiembre, 2021 - 2 minutes read

La Comisión Europea ha adoptado una propuesta de regulación a nivel comunitario con la que pretende establecer el conector USB-C como cargador común universal para teléfonos móviles, tabletas, cámaras digitales, auriculares y videoconsolas.

El cargador único que ha impulsado esta semana la Comisión Europea deberá estar implantado de forma obligatoria por todos los fabricantes antes de 2024.

La norma afectará a móviles, tablets, auriculares, cámaras y altavoces, aunque no está previsto alcance a libros electrónicos y cargadores inalámbricos.

El fabricante más afectado por esta regulación será la marca Apple, cuyos cargadores son distintos a los del resto de fabricantes. Dicho fabricante se había opuesto a todas las propuesta y pretensiones de la Unión Europea de homogeneizar los cargadores de los móviles con la justificación de que la estandarización de los puntos de carga será un obstáculo importante para la innovación.

Según ha declarado el portavoz de la Comisión Europea, no se pretende armonizar los cargadores directamente, sino los puntos de carga de los dispositivos”.

La norma además tiene otras implicaciones, como el hecho de que los fabricantes ya no podrán vender un cargador con cada nuevo móvil. Esta iniciativa en principio tiene fines medio ambientales, ya que promueve que los usuarios aprovechen el cargador anterior, todo ello, con el fin de reducir la “basura electrónica”.

La Comisión Europea adoptará esta propuesta de cara a su promulgación hacia el 2022, otorgando a los países miembros el plazo de un año para transponerla a sus respectivas regulaciones internas. Además, los fabricantes dispondrán de otro año más para implementar de forma definitiva la nueva regulación en sus procesos productivos correspondientes, debiendo constar la medida plenamente aplicable a partir de 2024.