El Consejo de Ministros ha aprobado extender el estado de alarma hasta las cero horas del próximo 24 de mayo, tras haber recibido este pasado miércoles la preceptiva autorización del Congreso de los Diputados. (Fuente)

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha detallado que esta prórroga incluye el refuerzo de la co-gobernanza con las comunidades autónomas para desarrollar el Plan de Transición hacia una Nueva Normalidad. Las fases de desescalada se sucederán teniendo en cuenta indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad. El inicio de cada una de ellas será decidido por el ministro de Sanidad en coordinación con las comunidades autónomas, cuyos presidentes serán, además, los responsables de su ejecución en sus respectivos territorios.

Montero ha afirmado que mantener el estado de alarma es fundamental para proteger la salud de la ciudadanía, avanzar en la contención del virus y llevar a cabo la desescalada progresiva. Por ello, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad para que se sigan respetando la distancia interpersonal y las recomendaciones de protección e higiene: «Este compromiso individual es lo que realmente nos va a ayudar a que ganemos como colectivo, frenemos al virus y recuperemos de forma progresiva espacios de actividad y nuestro día a día».

Pacto social para prorrogar los ERTES derivados del coronavirus

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se ha referido al acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los agentes sociales para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor hasta el 30 de junio y mantener la protección por desempleo y la exoneración de cuotas a las Seguridad Social.

Yolanda Díaz ha afirmado que el documento, que aprobará el Consejo de Ministros próximamente, permite proteger a grandes y pequeñas empresas, autónomos, trabajadores y a la economía del país en un momento muy delicado. Asimismo, implica que «nadie se va a quedar atrás».

Además, ha señalado que el pacto responde al compromiso de los representantes de las patronales y de los sindicatos con su país: «Han sabido dejar las diferencias que puntualmente tienen en la defensa legítima de sus intereses para ponerse de acuerdo e intentar salvar a nuestro país de una crisis que es económica y social».

La ministra ha resaltado que el acuerdo es equilibrado porque, en su justa medida, pondera la protección de los trabajadores con su reincorporación paulatina a las actividades económica y laboral, y tiene en cuenta a los sectores que se encuentran en una situación más delicada.

Yolanda Díaz ha anunciado la creación de una comisión tripartita, que se reunirá los miércoles de la segunda semana de cada mes, donde se definirán los sectores que van a necesitar ayuda después del levantamiento del estado de alarma. «Vamos a examinar sector por sector y veremos de manera cautelosa cuáles son las ayudas que necesitan», ha dicho.

Por otra parte, la ministra ha recordado que hoy se cumplen 100 años de la creación de Ministerio de Trabajo. A su juicio, el acuerdo alcanzado hoy es el mejor homenaje que puede hacerse para conmemorar esta fecha.

En este sentido, la portavoz del Gobierno ha elogiado la capacidad de resistencia y adaptación a los nuevos retos de empresarios y trabajadores, y ha agradecido a sindicatos y empresarios su compromiso, «que ha confirmado una vez más que los agentes sociales son una pieza fundamental e indispensable para el avance social y económico de España».

Balance positivo de las medidas laborales y económicas

Montero ha calificado de «eficaces», a tenor de los últimos datos, las medidas puestas en marcha hasta ahora para proteger a autónomos, pymes y empresas.

En concreto, 442.000 autónomos y pymes se han acogido a la posibilidad de realizar un aplazamiento en el pago de impuestos de 30.000 euros durante 6 meses, sin pagar intereses los tres primeros. «Hasta la fecha se han aplazado 2.440 millones de euros», ha detallado la ministra. Según una encuesta del Banco de España a la que se ha referido la portavoz, las empresas consideran que la posibilidad de aplazar la deuda tributaria ha supuesto una de las medidas más útiles en la actual situación.

1,2 millones de autónomos han accedido a la prestación extraordinaria por cese de actividad, las líneas ICO de avales han inyectado 40.000 millones de liquidez. Por su parte, la facilidad para aplicar el test de fuerza mayor ha beneficiado a más de 3 millones de trabajadores.

Cooperación y unidad en España y Europa

Montero ha insistido en que toda la sociedad y todas las instituciones deben involucrarse para realizar aportaciones y «sentar unas bases sólidas que permitan una recuperación justa» una vez superada la crisis sanitaria. «Los ciudadanos esperan del conjunto de los servidores públicos que dejemos a un lado reproches y diferencias ideológicas para poner el acento en los que nos une, trabajar conjuntamente y sacar adelante a un país de una situación de extrema gravedad», ha dicho.

Montero ha tendido la mano al conjunto de fuerzas políticas y ha expresado su confianza en que la Comisión para la reconstrucción social y económica de nuestro país, constituida ayer en el Congreso, pueda empezar «pronto a generar propuestas de presente y, sobre todo, de futuro». La portavoz también ha destacado el papel crucial de comunidades autónomas, ayuntamientos, sindicatos y empresarios, de quienes ha afirmado, «nos consta su compromiso».

Respecto a la Unión Europea, Montero ha explicado que la reunión que hoy celebra el Eurogrupo abordará algunas de las medidas propuestas por España, como el Fondo de reconstrucción acordado el pasado 23 de abril, y la creación de una «triple red de seguridad» basada en un seguro de desempleo dotado con 100.000 millones, la movilización de 200.000 millones del Banco Europeo de Inversiones para el apoyo al tejido productivo y el establecimiento de líneas de liquidez del Mecanismo Europeo de Estabilidad para los Estados que lo necesiten.

La ministra ha afirmado que el Gobierno de España espera que el conjunto de las autoridades comunitarias, desde la unidad, la cooperación y la solidaridad, «den una respuesta contundente a la mayor emergencia sanitaria en más de un siglo».