Cotización autónomos por ingresos reales prevista para el 2022.

29 marzo, 2021 - 4 minutes read

El gobierno ha puesto fecha para la entrada en vigor del nuevo sistema de cotización para los trabajadores autónomos, con la intención que dependa básicamente del cómputo sobre los rendimientos reales. Se ha previsto la modificación del RETA para su aprobación y posterior entrada en vigor durante el primer semestre de 2022.

Por tanto, el nuevo sistema previsto por el Gobierno se funda en sostener el cálculo de las cotizaciones de los autónomos en función de rendimientos reales en cada uno de los ejercicios fiscales. Si se considera que un importe superior a 2 millones de afiliados al Reta está obteniendo ingresos inferiores al SMI, el ejecutivo anticipa que el nuevo sistema incremente la cuota que abonan más de medio millón de autónomos cada mes, por el hecho de obtener rendimientos superiores a 30.000 € anuales.

De este modo, la intención es incrementar en un 20% aprox. la recaudación de la Seguridad Social a través de la nueva reforma del Reta como consecuencia de las aportaciones que efectúan los trabajadores por cuenta propia. Según los cálculos supondría unos 2.000 millones de euros cada año, que se complementarían a los 10.000 millones de media de las cotizaciones de todos los autónomos a lo largo de un ejercicio.

La TGSS procederá a controlar estas aportaciones efectuadas a lo largo de cada ejercicio, que serán comparadas con los ingresos percibidos. Si resulta que las aportaciones son inferiores a lo que corresponda en base a los ingresos obtenidos, se exigirá su regularización de las cotizaciones mediante el ingreso de la diferencia. A la inversa, en el caso que resulte que las aportaciones del autónomo sean superiores en proporción a los ingresos obtenidos, la TGSS procederá a la devolución de la diferencia a favor del Autónomo.

En estos momentos, las negociaciones dirigidas a aprobar el nuevo sistema de cotización por ingresos reales de los trabajadores autónomos están en trámite, siendo la intención del gobierno, obtener el mayor consenso posible de todos los grupos parlamentarios.

En consecuencia, el sistema de cotización se modificará para que a partir del primer semestre del 2022 la regulación establezca que los trabajadores autónomos queden obligados en cada ejercicio económico, de remitir a la TGSS durante el mes de noviembre, los importes correspondientes a sus rendimientos según consten determinados en sus respectivas declaraciones tributarias. Y posteriormente la TGSS procederá a comparar cada una de las bases de cotización provisionales con los rendimientos netos obtenidos, acordando su regulación mediante la remisión de la devolución de cuotas de oficio o mediante el ingreso de las diferencias que en su caso resulten oportunas.

El Gobierno presentó una propuesta durante el mes de febrero pasado fijando la posibilidad de elegir entre 13 bases de cotización provisionales a la Seguridad Social para los trabajadores autónomos, dependiendo de su previsión futura de rendimientos netos. En la propuesta que está estudiando actualmente el Gobierno, se añadirían los autónomos societarios, los que tributan por estimación directa, objetiva y atribución de rentas, faltando por determinar los familiares colaboradores.