En fecha 15 de abril de 2020 se ha publicado en el BOE, el Real Decreto-ley 14/2020, de 14 de abril, que acuerda ampliar los vencimientos para presentación e ingreso de determinadas declaraciones y autoliquidaciones tributarias. Esta extensión pretende favorecer a pequeñas y medianas empresas, así como a los autónomos, y hace referencia a aquellas declaraciones que deben presentarse desde el 15 de abril hasta el 20 de mayo de 2020.

Regulación ampliación de plazos:

1. Competencia territorial: La ampliación de plazo hacen referencia a aquellas obligaciones tributarias enmarcadas en las competencias de la Administración Tributaria del Estado

2. Alcance subjetivo: Se benefician de esta extensión de plazos, los obligados tributarios que tengan un volumen de operaciones inferior a 600.000,00 para el ejercicio 2019. En los supuestos de obligados considerados como administraciones públicas, incluyendo la Seguridad Social, se requerirá que su último presupuesto anual aprobado resulte inferior a 600.000,00 €.

Se excluyen expresamente a). Los grupos fiscales en el ámbito del Impuesto sobre Sociedades, sin perjuicio de su importe neto de cifra de negocios. B). Los grupos de entidades que tributen en el régimen especial de grupos de entidades del IVA, con independencia de su volumen de operaciones.

3. Alcance objetivo: Declaraciones y autoliquidaciones tributarias cuyo vencimiento ocurra desde el 15 de abril hasta el 20 de mayo de 2020. Quedan al margen aquellas declaraciones contempladas por el Reglamento (UE) n.º 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de octubre de 2013, que aprueba el código aduanero de la Unión y por su normativa de desarrollo.

4. Extensión de plazo: Las declaraciones y autoliquidaciones anteriores podrán presentarse hasta el 20 de mayo de 2020, excepto si la forma de pago es la domiciliación. En este supuesto, el término se amplía hasta el 15 de mayo, aunque el cargo en cuenta se producirá el día 20 de mayo.

Para el resto y para los grupos fiscales continuará siendo el 20 de abril.