El 15 de mayo se fijó el precio máximo de todas las llamadas y mensajes SMS internacionales en el marco de la UE. Así las cosas, las llamadas entre países miembros de la UE, tendrán un coste máximo de 19 cts./min. + IVA, así como 6 cts./min. por mensaje SMS + IVA. 

Con la finalización de los costes de tarifa por itinerancia sucedida en junio de 2017, estos nuevos precios para las llamadas y SMS internacionales entre países pertenecientes a la UE, suponen una clara reducción de su coste y se engloban en el marco de la revisión a escala de la UE sobre normas reguladoras de las telecomunicaciones, con la intención de optimizar la coordinación de las comunicaciones electrónicas y robustecer la presencia del Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE). 

La comisaria de Economía y Sociedad Digitales, ha declarado que “Tras suprimir las tarifas de itinerancia en 2017, la UE ha tomado medidas ahora contra los costes excesivos de las llamadas transfronterizas que se hagan desde casa. Gracias a estas dos acciones, los consumidores europeos quedan ahora totalmente cubiertos frente a las facturas exorbitantes cuando llamen a un número europeo, tanto en su país como en el extranjero. Es uno de los numerosos logros concretos del mercado único digital”.

Por su parte, el vicepresidente responsable del Mercado Único Digital ha manifestado a los medios que “Los límites de precios para las llamadas dentro de la UE son un ejemplo concreto de cómo el mercado único digital cambia la vida cotidiana de las personas. De hecho, la creación de un mercado único digital ha supuesto la introducción de 35 nuevos derechos y libertades digitales. En conjunto, las nuevas normas sobre telecomunicaciones ayudarán a la UE a satisfacer las crecientes necesidades de conectividad de los europeos y a impulsar la competitividad de la UE». 

La nueva regulación de precios para las llamadas y SMS internacionales, afrontan las considerables divergencias de precios que hasta el momento coexistían entre los diferentes Estados miembros de la UE. A través de la fijación de un precio homogéneo para las llamadas desde teléfono fijo o móvil dentro de la UE, suponía que el mismo fuera tres veces superior al precio de una llamada nacional. Por su parte, el coste para los consumidores de un mensaje SMS dentro de la UE era más del doble que el de un SMS nacional. Y el precio de una llamada dentro de la UE podía ser diez veces superior al de las llamadas nacionales.

Los operadores de telecomunicaciones de toda la UE deberán notificar a sus clientes y consumidores, en relación a los nuevos límites de precios. El precio máximo fijado, solo se aplica a llamadas y SMS de uso personal, por tanto únicamente para clientes particulares. Las sociedades quedan excluidas de esta normativa de precios, por cuanto varios proveedores disponen de ofertas especiales especialmente atractivas para cada una de ellas.

Esta nueva normativa sobre telecomunicaciones alisa la hoja de ruta dirigida a incrementar las inversiones en la conectividad de alta velocidad, y asimismo para introducir gradualmente la conectividad 5G en la UE. El Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas y el Reglamento entraron en vigor en diciembre de 2018, no obstante, el Código debe transponerse a los ordenamientos jurídicos nacionales antes de finalizar el ejercicio 2020. El Reglamento regula fechas de aplicación desiguales. Según la nueva normativa de telecomunicaciones, la primera norma que entrará en vigor es la restricción a la baja del precio de las llamadas internacionales.