El Gobierno aprueba el control de la entrada y salida del puesto de trabajo con la intención de eliminar el abuso de horas extra y la temporalidad.

El 12 de marzo de 2019 se publicó en el BOE el RDL 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Por un lado, el objetivo del RDL 8/2019, de 8 de marzo, es la aprobación de medidas de protección social dirigidas a restablecer derechos sociales que fueron suprimidos en 2012 con el pretexto de la crisis económica y las medidas de austeridad y reducción del gasto público.

En segundo lugar, introducir medidas de fomento del empleo a implementar con urgencia para garantizar el mantenimiento del empleo en colectivos especialmente sensibles a la inestabilidad laboral y al desempleo: parados de larga duración, trabajadores del campo, trabajadores fijos discontinuos en actividades turísticas, etc.

E incluir determinadas disposiciones dirigidas a establecer el registro de la jornada de trabajo, a los efectos de garantizar el cumplimiento de los límites en materia de jornada, crear un marco de seguridad jurídica tanto para las personas trabajadoras como para las empresas y de posibilitar el control por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Para facilitar el cumplimiento de esta nueva normativa, aconsejamos analizar la posibilidad de utilizar alguna de las aplicaciones actualmente existentes en cualquiera de las plataformas para Android o iphone. (Búsqueda: “Control o registro horario laboral”)

Las empresas tendrán dos meses para adaptarse al registro horario

Las empresas tendrán que guardar estos registros durante cuatro años y permanecerán a disposición del trabajador, representantes e Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Las empresas disponen de dos meses desde el 12 marzo 2019, cuando se publicó el real decreto en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para aplicar esta medida. En caso contrario, se enfrentan a sanciones. Constituye infracción grave no disponer del registro de jornada.

La intención es eliminar situaciones de precariedad denunciadas a la Inspección de Trabajo como “trabajadores que están contratados a tiempo parcial pero lo hacen a completo” o horas extra que “ni se las pagan ni cotizan a la Seguridad Social”.

El Real Decreto modifica el Estatuto de los Trabajadores para fijar el registro obligatorio del inicio y fin de la jornada laboral con la intención de garantizar el cumplimiento horario además de facilitar su vigilancia por parte de la Inspección. Las empresas tendrán dos meses para adaptarse al registro horario a partir de su publicación en el BOE.

El Gobierno se anticipa a la futura sentencia del Tribunal de la Unión Europea, que parece ser, resultará favorable al establecimiento de un registro horario en ese sentido por parte de las empresas. El incumplimiento del registro de la jornada laboral puede comportar la imposición de determinadas sanciones. Se contempla la imposición de sanciones entre 626,00 € y 6.250,00 € para las empresas. En el supuesto de concurrir la comisión de múltiples incumplimientos de la norma que puedan afectar a diferentes trabajadores, se regula la imposición de una única sanción.

El registro de la jornada laboral debe contener preceptivamente el horario de entrada y de salida de cada trabajador. La forma de cumplir con el referido registro queda al arbitrio de cada empresa, quien deberá consultar con los representantes de los trabajadores a tales efectos. Evidentemente, el registro de la jornada debe acomodarse a cada caso particular. Por ejemplo, en el caso de teletrabajadores que no acuden a la sede empresarial o centro productivo, deberán igualmente deberá registrar el inicio de su jornada.

Los registros de jornadas deberán guardarse como mínimo durante cuatro ejercicios anuales. Mientras tanto, deberán estar a disposición de los trabajadores, Inspección o Seguridad Social. No obstante, no se contempla la obligación de los trabajadores de firmar, junto con su nómina el registro de las horas realizadas.

Se trata de una carga administrativa más para las empresas debiendo considerar que no será suficiente con el hecho de habilitar un modelo simple de fichaje de entrada o salida de trabajadores del centro productivo. Se trata de elaborar informes, contrastar y verificar que todos los trabajadores hayan “fichado” la entrada y la salida.

Cumpliendo el registro de jornada de trabajo

La obligación de implementar un sistema de registro de jornada, ha generado críticas en diferentes sectores. A partir de ahora, el art. 34 del Estatuto de los Trabajadores exige que las empresas registren a diario, la jornada llevada a cabo por sus trabajadores, reflejando la hora de entrada y de salida de cada persona.

Dicha información debe conservarse cuatro años. La Inspección de Trabajo se ocupará de requerir a las empresas para que establezcan sistemas de registro. ¿Cómo se cumplirán estas nuevas previsiones legales?

El sistema de registro queda a la libre elección de la empresa, siempre que el método garantice la fiabilidad e invariabilidad de los datos y refleje cada día de prestación de servicios, la hora de inicio y la hora de finalización de la jornada. No obstante, los convenios colectivos podrían exigir el establecimiento de un sistema específico.

Se pueden implementar sistemas manuales, como son los relojes analógicos de fichaje, o en su caso, digitales como registros de presencia automáticos, aplicaciones informáticas instaladas en los dispositivos de la plantilla, como por ejemplo móviles etc. No obstante, también es posible el uso de medios más simples como libretas u hojas firmadas por la plantilla.

Por tanto, no se ha determinado legalmente la utilización de una forma específica para llevar a cabo el registro laboral de la jornada de cada trabajador. Lo importante es que la Inspección de Trabajo pueda verificar in situ en el centro de trabajo, la existencia del registro de jornada diario, así como su debida confección con el fin de analizar el grado de cumplimiento de las normas laborales de la empresa.

Los cuadrantes horarios o calendarios laborales no se consideran registros de jornada, por lo que debe implementarse un sistema de registro sin perjuicio de la forma interna en que la empresa organice su trabajo.

Habrá que dar traslado, información y plazo de consulta a los representantes legales de las personas trabajadoras para la implementación de sistemas nuevos de control del trabajo.

La obligación de registrar las horas extraordinarias no desaparece ni sustituye por el nuevo registro de jornada diaria referido a la jornada ordinaria de trabajo. Las empresas deben mantener el registro de horas extraordinarias que ya llevasen confeccionando hasta ahora y paralelamente, el nuevo registro de jornada diaria, por ser obligaciones autónomas.

El registro de jornada de los contratos a tiempo parcial continúa existiendo al margen del nuevo registro de jornada regulado. Las empresas deben seguir informando al personal a tiempo parcial sobre las horas realizadas.

Resumen novedades del RDL 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo:

1. Se modifica la regulación del subsidio por desempleo para mayores de 55 años:

– Se reduce la edad de acceso de 55 a 52 años.

– Se suprime el requisito de tener cumplida la edad de 52 años en el momento del hecho causante del subsidio, permitiendo el acceso cuando se cumpla esa edad.

– Se incrementa su duración máxima, de modo que, si antes se percibía hasta que la persona beneficiaria pudiera acceder a cualquiera de las modalidades de pensión contributiva de jubilación, se percibirá hasta el cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación.

– Se elimina la consideración de las rentas de la unidad familiar para el acceso al subsidio.

– Se incrementa la cuantía de la cotización por la contingencia de jubilación durante la percepción del subsidio del 100 al 125 por ciento del tope mínimo de cotización vigente en cada momento.

– Se eliminan los porcentajes aplicables a la cuantía del subsidio cuando proviene de un trabajo desarrollado a tiempo parcial.

2. Se introducen una serie de medidas en el ámbito de la Seguridad Social:

– Se incrementa la prestación económica por hijo a cargo hasta los 341 euros anuales y hasta los 588 euros anuales en el caso de las familias en situación de pobreza severa, las cuales están en una situación de urgente y extraordinaria necesidad.

– Se incrementan las cuantías mínimas de la pensión contributiva de incapacidad permanente total para menores de 60 años.

– Se adecua el catálogo de prestaciones de las personas trabajadoras del sector marítimo-pesquero a las novedades reguladas por el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

– Se introduce, la nueva prestación por ejercicio corresponsable del cuidado del lactante, así como se adecuan las referencias a maternidad y paternidad a la nueva denominación de nacimiento y cuidado del menor, remitiendo, para su regulación a lo dispuesto en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social .

– Se reducen las cuotas para los trabajadores encuadrados en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios, establecido en el Régimen General de la Seguridad Social, siendo una de sus principales singularidades que, durante la situación de inactividad dentro del mes natural, es el propio trabajador agrario el responsable del cumplimiento de la obligación de cotizar y del ingreso de las cuotas correspondientes, a cuyo efecto se toma en consideración la base mínima por contingencias comunes correspondiente al grupo 7 de la escala de grupos de cotización del Régimen General de la Seguridad Social.

– Se amplía el plazo de solicitud de la situación de inactividad de artistas en espectáculos públicos a cualquier momento del año.

3. Se adoptan medidas dirigidas a fomentar el empleo indefinido en determinados sectores de actividad y de personas desempleadas de larga duración:

– Se articula el «Plan de conversión de contratos temporales de trabajadores eventuales agrarios en contratos indefinidos» que incluye a los trabajadores fijos-discontinuos.

– Se posibilita a las empresas que transformen contratos temporales con trabajadores pertenecientes al Sistema Especial de Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios del Régimen General de la Seguridad Social, incluidos los fijos discontinuos, al bonificarse la cuota empresarial por contingencias comunes, distinguiéndose su cuantía en función del encuadramiento del trabajador y de la modalidad de cotización –mensual o por jornadas reales trabajadas–. Además, con el objetivo de introducir medidas positivas para reducir la brecha de género, se establecen cuantías incrementadas en el caso de la conversión de contratos de mujeres trabajadoras.

– Se introduce una bonificación por la contratación laboral de personas desempleadas de larga duración. De esta manera, se pretende incentivar la contratación indefinida de personas desempleadas e inscritas en la oficina de empleo al menos 12 meses en los 18 meses anteriores a la contratación, mediante una bonificación mensual de la cuota empresarial a la Seguridad Social. Para la aplicación de dicha bonificación, se establece que se deberá mantener en el empleo al trabajador contratado al menos tres años desde la fecha de inicio de la relación laboral.

– Se establece una medida de apoyo a la prolongación del periodo de actividad de los trabajadores con contratos fijos discontinuos en los sectores de turismo y comercio y hostelería vinculados a la actividad turística.

4. Se incluyen reformas normativas dirigidas a regular el registro de jornada laboral:

– Se modifica el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, para regular el registro de jornada, a los efectos de garantizar el cumplimiento de los límites en materia de jornada, de crear un marco de seguridad jurídica tanto para las personas trabajadoras como para las empresas y de posibilitar el control por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

– Se modifica el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, para tipificar como infracciones en el orden social las derivadas de incumplimientos relativos al registro de jornada.

5. Se establece la constitución por parte del Gobierno, antes del 30 de junio de 2019, de un grupo de expertos y expertas para la propuesta de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

6. Se contempla que el Gobierno y las comunidades autónomas acuerden en la Conferencia Sectorial de Inmigración programas de acción bienales para reforzar la integración social de los inmigrantes y que tales programas sean financiados con cargo a un fondo estatal para la integración de los inmigrantes, que se dotará anualmente, y que podrá incluir fórmulas de cofinanciación por parte de las administraciones receptoras de las partidas del fondo.

7. Se adoptan medidas relacionadas con el sistema nacional de garantía juvenil:

– Se modifica el ámbito en el que se llevará a cabo la coordinación y seguimiento del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, que pasará a depender del Consejo General del Sistema Nacional de Empleo.

– Se simplifican y clarifican los requisitos para la inscripción en lo relativo a la edad. Para ello, se modifican los artículos 88.e), 97.c) y 101.4 de la Ley 18/2014, de 15 de octubre, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. – Se amplía el margen de actuación de los Servicios Públicos de Empleo según la fecha en que gestionen la solicitud de inscripción en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil de cualquier joven demandante de empleo. Asimismo, se elimina el rango temporal establecido para las inscripciones retroactivas de los jóvenes que, cumpliendo los requisitos de inscripción, hubieran sido atendidos. Por tanto, se proporciona mayor flexibilidad a los Servicios Públicos de Empleo para solicitar la inscripción de jóvenes que cumplan los requisitos para inscribirse en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil a una fecha determinada.