El Tribunal Económico Administrativo Central considera que cuando una persona física presta servicios a través de una sociedad, debe imputarse en su IRPF la totalidad del beneficio obtenido por la sociedad.

Golpe a la fiscalidad de los profesionales. En una resolución, el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) considera que cuando una persona física presta servicios a través de una sociedad, debe imputarse en su IRPF la totalidad del beneficio obtenido por la sociedad, lo que supone un importante incremento de la factura fiscal de los profesionales, que suelen imputarse cerca del 80% del beneficio. El TEAC estima un recurso extraordinario de alzada para la unificación de criterio interpuesto por el director del Departamento de Inspección Financiera y Tributaria de la Agencia Tributaria (AEAT) ante la resolución del Tribunal Económico Administrativo Regional (TEAR) de Cataluña. Estas resoluciones de un recurso de alzada para la unificación de criterio son vinculantes para los TEAR y para el resto de la Administración tributaria del Estado y de las comunidades.

A partir de esta resolución, se abre un vía para que la Inspección pueda regularizar a las personas físicas profesionales que presten sus servicios a través de sociedades, imputándole la totalidad del beneficio de la sociedad, siempre que el servicio que presta el profesional a la firma y el de ésta a sus clientes sean sustancialmente el mismo, y que la sociedad carezca de medios para realizar la operación si no es por la necesaria e imprescindible participación de la persona física, no aportando la sociedad valor añadido a la labor de la persona física profesional.

Pablo Romá, socio director de Romá Bohorques Abogados Tributarios, cree que “puede existir el riesgo que la Inspección inicie actuaciones de regularización contra profesionales personas físicas que realizan legítimamente su actividad a través de una sociedad. La Administración deberá justificar que se están dando las mismas circunstancias que en la resolución”. Leer original