A efectos de resolver dudas y facilitar el cumplimiento de la obligación legal de las empresas de registrar la jornada laboral de sus trabajadores, se ha publicado la guía oficial sobre el registro de horario del Ministerio de Trabajo. (PDF)

Destacamos los siguientes puntos esenciales de la Guía oficial:

  1. Es válido todo sistema o medio, en soporte papel, digital o informático, que resulte idóneo para cumplir el objetivo de la ley, es decir: registrar información fiable, no modificable ni manipulable, ejecutada por el empresario o por los trabajadores.
  2. No es obligatorio la entrega de los registros a los trabajadores, salvo pacto expreso en contra. Únicamente existe la obligación de que los registros permanezcan a disposición de los empleados si así lo solicitan, representantes sindicales e Inspección y Seguridad Social.
  3. En los supuestos de empleados subcontratados, es obligación de la verdadera empleadora, dar cumplimiento a la obligación del registro de la jornada laboral.
  4. Los trabajadores desplazados, a otros centros o clientes, igualmente les corresponde la obligación de llevar a cabo las funciones de registro de jornada.
  5. No existe obligación de registrar las pausas para comida o aquellos descansos que estén regulados estatutariamente. No obstante, se recomienda dejar constancia dichas pausas.
  6. Los socios trabajadores, cooperativistas o autónomos no están obligados a registrar su jornada.
  7. El registro de la jornada irregular, que acontece en aquellos supuestos en los que existen días más extensos coincidiendo con otros más cortos, deben llevarse a cabo igualmente la obligación legal de registro sin excepción. Si la flexibilidad horaria lleva a exigir una jornada mensual, un exceso de jornada en un día no deberá contabilizarse como horas extras si no se supera lo pactado para la mensualidad.

Por ahora, las directrices recibidas por la Inspección de trabajo, es que sea flexible en la exigencia de cumplimiento del registro de la jornada laboral. No obstante, es importante recordar que en el término de medio año aproximadamente, las inspecciones empezarán a exigir el cumplimiento exacto del registro laboral, y las sanciones pueden superar los 6.000,00 €, en caso de inobservancia, e incluso superior si tienen multas de la Seguridad Social por no cotizar el exceso de horas realizadas.

Guía del Ministerio (PDF)